Oposición y oficialismo chocan por autoconvocatoria en la Asamblea

Oposición y oficialismo chocan por autoconvocatoria en la Asamblea

Roger Vélez (I)
La posibilidad de promover una autoconvocatoria al Pleno provoca una nueva medición de fuerzas entre la oposición y el oficialismo en la Asamblea.

Las puertas del hemiciclo permanecen cerradas desde el pasado jueves, cuando la jornada terminó con un apagón de luces y micrófonos después de que socialcristianos y correístas apelaron la Presidencia a Guadalupe Llori (Pachakutik).

La bancada de UNES ratificó este jueves 3 de marzo de 2022 que impulsará una autoconvocatoria, en vista de que esta semana no hubo sesiones.

“Vamos a tener todos los asambleístas de las diferentes bancadas que autoconvocarnos”, dijo la coordinadora de bancada, Marcela Holguín, en rueda de prensa.

“Si es que usted, Presidenta, no nos permite trabajar, nosotros lo vamos a hacer de cualquier manera porque necesitamos dar respuestas concretas a los problemas de la ciudadanía”, añadió.

Sin embargo, el coordinador del bloque oficialista, Juan Fernando Flores, rechazó estos pedidos y responsabilizó a UNES, al Partido Social Cristiano (PSC) y a una facción de Pachakutik de no haber dado quórum para sesionar el pasado sábado en modalidad virtual.

“Sepan, desde ya, que la Bancada del Acuerdo Nacional no se va a prestar para una autoconvocatoria porque la Asamblea está en firme institucional y apegada a la Ley, a las convocatorias que establezca la Presidenta”, sostuvo.

Marco legal
El art. 5 de la Ley Legislativa estipula que a falta de convocatoria del titular de esta Función, con la voluntad de las dos terceras partes de sus integrantes, el Pleno podrá autoconvocarse. Eso equivale a 92 de los 137 legisladores.

“Dirigirá la sesión la autoridad del Consejo de Administración Legislativa que se encuentre presente en orden de prelación. En ausencia de autoridades, quien dirija la sesión será designada o designado por decisión favorable de la mayoría absoluta”, agrega.

La socialcristiana Nathalie Arias señaló que su bancada aún no tiene una postura al respecto. Sin embargo, la oficialista Nathalie Arias (Creo) y Wilma Andrade (ID), consideraron que no hay motivos para la autoconvocatoria, y argumentaron que la prioridad la tiene ahora el tratamiento de la Ley de Inversiones, presentada por el Ejecutivo con el carácter de económico urgente.

“No se justifica (ese pedido) porque no es que estamos abandonando la responsabilidad de sesionar en el Pleno. Es una decisión particular para esta semana”, afirmó Arias.

Mario Ruiz, del ala radical de Pachakutik, consideró que Llori tendría temor de que se conforme una comisión ad hoc para evaluarla.

La última vez que Llori se refirió a la situación que enfrenta en la Legislatura se dio el pasado 1 de marzo del 2022. A través de un mensaje difundido en redes sociales, acusó al correísmo de buscar repetir “una vieja historia de atropellos” en su contra, lo que fue rechazado por esta bancada.

El rol del vicepresidente
La crisis institucional que atraviesa la Asamblea también pone a prueba la cohesión en la bancada oficialista: el primer vicepresidente, Virgilio Saquicela (Ind.), ha evidenciado un distanciamiento.

A pesar de que él asegura que continúa en la Bancada del Acuerdo Nacional (BAN), que agrupa a Creo e independientes, sus actuaciones preocupan a sus colegas de bancada.

En las últimas sesiones del Consejo de Administración de la Legislatura (CAL) se ha alineado con Darwin Pereira (PK) y Ronny Aleaga (Unes), quienes creen que se debe evaluar la gestión de este organismo.

Así, Saquicela no estuvo el lunes 28 de febrero en la calificación del proyecto de Ley de Inversiones, que se dio con una votación apretada de la presidenta Guadalupe Llori (PK), la segunda vicepresidenta, Yeseña Guamaní (ID), Johana Moreira (ID) y Nathalie Arias (Creo).

Además, contrariando la decisión de Llori, intentó reinstalar la sesión que fue suspendida el jueves pasado, después de que el PSC y Unes pidieron apelar la Presidencia. No pudo hacerlo porque se retiró el equipo jurídico, y las luces y micrófonos fueron apagados.

“Sus acciones en ese sentido lo delatan”, dice la oficialista Nathalie Arias. Mientras Salvador Quishpe, de Pachakutik, teme que la estrategia de Unes y el PSC sea remover a Llori y que Saquicela asuma la Presidencia.

Saquicela no se ha pronunciado nuevamente sobre la crisis de la Asamblea. Sin embargo, el jueves pasado manifestó que no cree que exista un intento de desestabilización o conspiración como señala Llori.

Tomado de El Comercio – Foto: El Comercio

CATEGORIAS
ETIQUETAS
Compartir este artículo