El jefe de Wagner abandonará Rusia para trasladarse a Belarús en un acuerdo que pone fin a la insurrección armada, según el Kremlin

Miembros del grupo Wagner montan guardia en Rostov-on-Don, el 24 de junio de 2023. (Foto de Denis ROMANOV/AFP) (Foto de DENIS ROMANOV/AFP vía Getty Images)

(CNN) — Yevgeny Prigozhin, jefe del grupo paramilitar Wagner, accedió a abandonar Rusia con destino a Belarús, según informó este sábado el Kremlin, en un acuerdo aparentemente mediado por el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, que pone fin a una insurrección armada que supuso la amenaza más grave a la autoridad del presidente ruso, Vladimir Putin, en décadas.

«Me preguntarán qué pasará con Prigozhin personalmente», dijo Peskov. «Se archivará la causa penal contra él. Él mismo irá a Belarús». Peskov añadió que el Kremlin desconocía el paradero actual del mercenario.

El jefe de Wagner había dado antes la orden de regreso a sus tropas «hacia nuestros campamentos de campaña, de acuerdo con el plan». Peskov dijo que esas tropas no se enfrentarían a ninguna «acción legal» por marchar a Moscú, y que los combatientes de Wagner firmarán contratos con el Ministerio de Defensa ruso.

El anuncio desactiva una crisis que comenzó cuando las tropas de Wagner tomaron el control de una instalación militar clave en la ciudad meridional rusa de Rostov y algunos combatientes avanzaron hacia la capital.

Prigozhin ha criticado públicamente a la cúpula militar rusa y su gestión de la guerra en Ucrania, con pocas consecuencias. Pero el fin de semana cruzó numerosas líneas rojas con Putin.

Un presidente ruso de aspecto sombrío se dirigió a la nación y calificó las acciones de Wagner de «puñalada por la espalda a nuestro país y a nuestro pueblo».

El presidente calificó los acontecimientos de insurrección, que juró derrotar, y Moscú empezó a aumentar sus medidas de seguridad.

Pero este sábado por la noche, el cálculo de Prigozhin parecía haber cambiado, y el mercenario dijo que sus tropas, que se encontraban a 200 kilómetros de Moscú, detenían su avance para evitar el derramamiento de sangre.

Los videos, autentificados y geolocalizados por CNN, también mostraban a Prigozhin y a las fuerzas de Wagner retirándose de sus posiciones en el cuartel general militar ruso de Rostov del Don.

En el video se ve a Prigozhin sentado en el asiento trasero de un vehículo. La multitud vitorea y el vehículo se detiene cuando un individuo se acerca y estrecha la mano de Prigozhin.

Impresionante escalada

Los dramáticos eventos de este sábado se derivan de la enemistad muy pública y de meses de duración de Prigozhin con el liderazgo militar de Rusia. Anteriormente acusó a Shoigu y Gerasimov de no dar municiones a sus fuerzas y criticó su manejo del conflicto, pero siempre defendió el razonamiento de la guerra.

La escalada se produjo después de que Prigozhin acusara a las fuerzas rusas de atacar un campamento militar de Wagner y matar a “una gran cantidad” de sus combatientes, una afirmación que el Ministerio de Defensa de Rusia ha negado y calificó de “provocación informativa”.

El jefe militar privado aparentemente construyó influencia con Putin en el transcurso del conflicto, con sus fuerzas de Wagner asumiendo un papel de liderazgo en el laborioso pero finalmente exitoso ataque a Bakhmut a principios de este año. La captura de esa ciudad fue una rara ganancia rusa en Ucrania en los últimos meses, lo que impulsó aún más el perfil de Prigozhin.

Pero parece que Prigozhin ahora se ha opuesto no solo contra el manejo de la invasión de Ucrania por parte de los líderes militares, sino también contra el líder ruso y su estrategia.

El viernes, dijo que Moscú invadió Ucrania con falsos pretextos ideados por el Ministerio de Defensa ruso, y que Rusia en realidad está perdiendo terreno en el campo de batalla.

“Cuando nos dijeron que estábamos en guerra con Ucrania, fuimos y luchamos. Pero resultó que también se están robando municiones, armas, todo el dinero que se asignó, y los burócratas están sentados [de brazos cruzados], guardándolo para sí mismos, solo para la ocasión que sucedió hoy, cuando alguien [está] marchando hacia Moscú”, dijo Prigozhin en los mensajes de Telegram del sábado.

“Somos 25.000 y vamos a averiguar por qué hay tanto caos en el país. Hay 25.000 de nosotros esperando como reserva táctica y reserva estratégica. Es todo el Ejército y todo el país, todos los que quieran, únanse a nosotros. Debemos poner fin a esta debacle”, dijo.

Putin reúne simpatizantes

Mientras tanto, muchos altos funcionarios rusos rápidamente se unieron al lado de Putin. El oficial de inteligencia ruso, el teniente general Vladimir Alekseev, publicó un video sobre las acciones de Prigozhin ese día, describiéndolo como un intento de golpe de Estado.

“Solo el presidente tiene derecho a nombrar a la máxima dirección de las fuerzas armadas, y ustedes están tratando de usurpar su autoridad. Esto es un golpe de Estado. No hay necesidad de hacer esto ahora, porque no hay mayor daño a la imagen de Rusia y de sus fuerzas armadas”, agregó.

Sergei Naryshkin, que dirige el Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, describió los hechos como un “intento de rebelión armada”.

En una declaración compartida por el presidente de la Sociedad Histórica Rusa en Telegram, Naryshkin afirmó que la rebelión fue un crimen imperdonable “que no puede justificarse por ningún logro anterior”.

El líder checheno Ramzan Kadyrov, otra pieza clave en la guerra, habló de una “vil traición” de Prigozhin en Telegram. “La rebelión debe ser aplastada, y si esto requiere medidas duras, ¡entonces estamos listos!” él dijo.

Un alto funcionario designado por Rusia en la Ucrania ocupada, Vladimir Rogov, dijo en Telegram que se habían visto destacamentos de las fuerzas especiales chechenas en Rostov. Rogov dijo que las tropas fueron “transferidas para reprimir la rebelión”. Sin embargo, CNN no pudo confirmar de forma independiente que las unidades chechenas hayan llegado a Rostov.

El servicio de seguridad ruso (FSB) también respondió el viernes, instando a los combatientes de Wagner a detener a su líder y abrir un caso penal contra el jefe de la milicia acusándolo de “llamar a una rebelión armada”.

‘Reto más significativo’

Cuando la invasión rusa de Ucrania se estancó a principios de este año, altos funcionarios estadounidenses dijeron que vieron indicios de tensiones entre el Kremlin y Prigozhin. Las autoridades dijeron que Estados Unidos determinó ya en enero que había una lucha de poder interna en curso y desde entonces ha estado recopilando y monitoreando de cerca la inteligencia sobre la dinámica volátil.

Pero los funcionarios estadounidenses y occidentales están teniendo cuidado de no intervenir en los eventos debido a que Putin podría armar cualquier participación externa percibida en la escalada de la crisis, dijeron a CNN fuentes familiarizadas con el pensamiento de la administración.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia ha advertido a los países occidentales que no utilicen la rebelión de Prigozhin “para lograr objetivos rusofóbicos”.

La Unión Europea, que limita con Rusia, ha activado su centro de respuesta a crisis para coordinar entre las naciones miembros en reacción a los acontecimientos en Rusia.

Los ministros de Relaciones Exteriores de los países del G7: Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido y EE.UU. discutieron la situación en una llamada telefónica el sábado, según un breve comunicado del Departamento de Estado de Estados Unidos. Un alto diplomático de la UE también participó en la llamada, según el comunicado.

El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña dijo en su actualización diaria de inteligencia que la insurrección de Prigozhin “representa el desafío más importante para el estado ruso en los últimos tiempos”.

El informe decía que algunas fuerzas rusas «probablemente permanecieron pasivas, aceptando a Wagner».

Y predijo que las decisiones individuales de apoyar o traicionar a Putin podrían inclinar la balanza del enfrentamiento. “En las próximas horas, la lealtad de las fuerzas de seguridad de Rusia, y especialmente de la Guardia Nacional Rusa, será clave para el desarrollo de la crisis”, dijo el informe.

Ucrania ha reaccionado pidiendo más apoyo a sus intentos de defenderse en la guerra. El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, dijo en Twitter que es “hora de abandonar la falsa neutralidad y el miedo a la escalada; dar a Ucrania todas las armas necesarias; olvídate de la amistad o los negocios con Rusia. Es hora de poner fin al mal que todos despreciaban pero tenían demasiado miedo de derribar”.

Un portavoz del Ejército ucraniano en el este de Ucrania le dijo a CNN que el país se beneficiará de los eventos en Rusia. “El hecho de que Prigozhin llevó a todos sus combatientes de Wagner a Rusia ahora definitivamente tendrá un efecto en nuestra línea de frente”, dijo Serhii Cherevatyi, portavoz de la Agrupación del Este de las Fuerzas Armadas de Ucrania, a CNN por teléfono.

Simone McCarthy, Mick Krever, Anna Chernova y Tim Lister de CNN, Tara John, Mariya Knight, Josh Pennington, Uliana Pavlova, Lauren Kent, Katharina Krebs, Sharon Braithwaite, Chris Stern, Lindsay Isaac, Inke Kappeler, Natasha Bertrand y Yulia Kesaieva contribuyeron con este reportaje.

Tomado de CNN

CATEGORIAS
Compartir este artículo